Proceso

0/0 pasos hechos
  1. Encender el horno a 180º.
  2. Batir los huevos con una pizca de sal, y la ralladura de limón hasta conseguir que emulsione un poco.
  3. Añadir el aceite de oliva y seguir emulsionando.
  4. Añadir el jugo concentrado de manzana y seguir batiendo.
  5. Añadir las harinas, la canela y la vainilla. Seguir batiendo.
  6. Y por último añadir la levadura de repostería con el zumo de limón. Verás que va a crear burbujas, este proceso da esponjosidad al bizcocho. Batir 15 segundos más y ya tenemos la masa lista.
  7. Ahora toca el turno a las manzanas. Lavar las manzanas y cortar 2 1/2 en dados pequeños y añadir a la masa. Mezclar con la ayuda de una espátula.
  8. Cortar la manzana restante en medias lunas finas. Reservar.
  9. Volcar la masa en un molde forrado con un papel de horno. Y decorar con las medias lunas. Espolvorear con una pizca de canela y si gusta un pelín de azúcar (es la única cantidad de azúcar que lleva el pastel).
  10. Hornear 40-50 minutos a 180º, arriba y abajo. A los 40 minutos abrir el horno y pinchar con un palillo, si se mancha es que aún le queda un rato más de horneado. Si sale limpio, sacar del horno y ponerlo encima de una rejilla. Esperar un poco antes de desmoldar.

  • Este bizcocho es uno de mis clásicos, es una receta que lleva años conmigo. Empecé a hacerla endulzada con azúcar pero como yo también he de vigilar con este ingrediente me la versioné con jugo concentrado de manzana o dátiles. Esta receta es la versión con jugo de manzana. Es muy muy sencilla de hacer.
  • En esta receta puedes variar las harinas. Puedes probar también con harina de maíz, de quinoa o de avena...
  • Espero que te guste tanto como a nosotros.