Proceso

0/0 pasos hechos
  1. Cortar cabeza y base de las chirivías y pelar. Reservar.
  2. Pelar y cortar la cebolla, el puerro y el ajo.
  3. Poner las verduras y el aceite de oliva en una olla y hervir a fuego lento unos 20-30 minutos.
  4. Añadir la sal si no se ha hecho antes.
  5. Triturar con un minipimer o robot de cocina, hasta conseguir una textura fina y suave.

  • La chirivía es una verdura de raiz. Se dice que este tipo de raices ayudan a enraizarnos. Pues yo me apunto, porque que mejor que estar bien sereno en la tierra. Y nada mejor que con la sencillo y gustativa crema de chirivía.

    La chirivía es poco conocida, ya que se suele usar para hacer caldos. No es muy común cocinarla así sin más. Pero te puedo asegurar que es especialmente buena y delicada además de conseguir texturas y aromas que gustan al paladar.

  • Disfrutar de una crema aromática y de textura cremosa.