Proceso

0/0 pasos hechos
  1.  Empezaremos lavando muy bien los boniatos, para eliminar todo el resto de tierra que trae del huerto. Cortaremos los boniatos en trozos medianos.
  2. Preparamos una bandeja de horno con papel de horno, y añadimos los trozos de boniato con un poco de sal y un chorrito de aceite de oliva, masajeamos y hornemaos unos 15 minutos. Sacamos del horno y reservamos.
  3. Al mismo tiempo que se van asando los boniatos, lavamos bien las brásicas, eliminamos la parte del tallo que no se va a consumir y cortamos el resto en arbolitos. Parte del tronco podemos pelar y añadir a los arbolitos.
  4. Cocinaremos al vapor las brásicas unos 10 minutos, ha de quedar al dente. Lavar en agua fría. Verás como el tono del verde brilla.
  5. Mezclar el boniato con las brásicas y salpimentar a gusto.

  • Cuando hablamos de brásicas, nos referimos a todos los vegetales crucíferos. Coliflor, brócoli, romanesco, broquil verde, coles, pack choi.....todas ellas dentro de las brásicas. Llenas de vitaminas, nutrientes además de tener poderes anticancerígenos. Además son unos vegetales muy fáciles de combinar. Esta vez te animamos a que lo pruebes junto al boniato. Pero lo degustaremos en una combinación mixta en cuanto a su forma de cocinar. El boniato lo asaremos y así conseguiremos que tenga una doble textura, cremosa por dentro y durita por fuera. Asando el boniato conseguimos aumentar su dulzor. En cambio, las brásicas las cocinaremos a vapor pero consiguiendo una textura al dente suave. Mezclaremos y disfrutaremos de una menestra sabrosa.
  • Disfruta de esta menestra. Te va a encantar.