Proceso

0/0 pasos hechos
  1.  Encender el horno a 180º.
  2. Preparar todos los ingredientes y reserva: Rallar la zanahoria. Convertir el azúcar en azúcar glass (si tienes thermomix pulveriza del 5 al 10). Exprime el limón.
  3. Bate los huevos con el azúcar hasta conseguir que emulsione, unos 4 minutos.
  4. Añade la compota*, la zanahoria y el aceite de coco (a temperatura templada) y el zumo de limón. Es muy importante que el aceite de coco no esté frio.
  5. Mezcla todas la harinas, junto la levadura en un bol aparte. Una vez mezclado añade a la masa de los huevos. Mezcla con una espátula, removiendo sin batir fuerte.
  6. Añade por último el coco rallado y las nueces y vuelve a envolver la masa con la ayuda de la espátula.
  7. Forra un molde  con papel de horno y vuelca la masa.
  8. Hornea 30-40 minutos a 180º, arriba y abajo. A los 30 minutos abre el horno y pincha con un palillo, si se mancha es que aún le queda un rato más de horneado. Si sale limpio, sacar del horno y ponerlo encima de una rejilla, para que enfríe. Esperar un poco antes de desmoldar.
  9. Esparce el frosting de yogurt de coco por encima del bizcocho a gusto.

  • Esta es realmente una receta extraordinaria del famoso Carrot Cake, ideal para preparar en ocasiones especiales. Digo extraordinaria, no por el echo de que sea el mejor de todos, sino porque es diferente a los comunes, además de ser muy sabroso, gustoso para el paladar.

    Me encanta experimentar con harinas diferentes y sobretodo que sean sin gluten, como la harina de Teff, protagonista de este pastel. El Teff es un cereal muy nutritivo, el cual también aporta fibra, perfecto para nuestro transito intestinal. Además este delicioso dulce es muy aromático gracias a la canela y el cardamomo, unas especias que le dan un toque nórdico muy especial.

    Es de esos pasteles que te lo comerías enterito pero te aconsejo que lo raciones, así conseguirás que te dure más y no pillarás un atracón.

    Se conserva muy bien en la nevera unos 5 días.

  • La compota de manzana puedes comprarla ya hecha, pero también puedes hacerla tu misma. Te paso la receta más abajo.*

  • * Compota de manzana: Tienes varios métodos para realizar: al horno, en la crock pot (olla de cocción lenta), en la thermomix, en un cazo, al vapor.

    Lo primero de todo será lavar las manzanas y añadirlas en los recipientes escogidos. Si es en thermomix te recomiendo que elimines rabito y semillas.

    En todos los métodos hay que cocer las manzanas. Si es en olla añade un poquito de agua.

    Una vez las manzanas estén cocidas, eliminaremos semillas y rabito. Triturar con un endulzante (opcional) y una pizca de canela (opcional). A mi me gusta endulzarlo con dátiles, se tritura todo a la vez con la ayuda de un robot de cocina o minipimer.