El pastel de mijo es una receta más fácil de lo que parece. Por un lado se cocina el grano de mijo y por el otro las verduras y/o proteína. Luego se mezcla todo con huevo y especias al gusto y, al horno.

Como bien sabemos, el mijo es un pseudocereal alcalinizante y remineralizante. Además de ser uno de los cereales más enérgicos que existen. También nos ayudará a fortalecer la piel, el cabello, las uñas y los dientes. Así que te animamos a que prepares este pastel con este cereal tan valioso. Ahí va la receta:

Ingredientes:

  • 1 taza de mijo
  • 2 1/2 tazas de agua
  • 1 hoja de laurel (opcional)
  • 1 manojo de espinacas o 400g
  • 1 cebolla picada
  • 2 ajos (opcinal) picados
  • 1 o 2 zanahorias ralladas
  • 100g de pasas
  • 1 calabacín
  • 2 huevos
  • semillas de sésamo
  • sal
  • pimienta
  • aceite de oliva
  • pizca de nuez moscada

Lo primero de todo que vas a hacer es preparar el mijo, pues es la base de esta receta. Lava el mijo debajo del grifo con la ayuda de un colador, hasta conseguir que no haya espuma. Pon en una olla el mijo lavado junto a la hoja de laurel y el agua. Enciende el fuego fuerte, cuando empiece a hervir baja el fuego. En unos 10 minutos estará listo. El grano del mijo,  ha de quedar blando, tipo pasado. El proceso siempre es el mismo para hacer pasteles, hamburguesas y/o croquetas. Una vez el agua  se haya consumido, reserva en un bol grande.

Mientras se está cociendo el mijo, aprovecha para preparar las verduras. Pon en remojo las espinacas (elimina los tallos grandes), escúrrelas y cocínalas al vapor unos 5 minutos. Las escurres y reservas en un plato. Este proceso también puedes hacerlo salteando las espinacas en una sartén.

Pela la cebolla y el ajo. Corta la cebolla en cuadraditos y pica el ajo. Ralla la zanahoria y reserva. Pon en un bol pequeño las pasas en remojo.

En una sartén grande pon 2 cucharadas de aceite de oliva y cuando esté caliente pero sin humear saltea la cebolla y el ajo con una pizca de sal. Aprovecha de mientras para cortar el calabacín en cuadrados pequeños y añádelo a la cebolla. Saltea a fuego lento.  Al poco rato, añade las espinacas reservadas. Mezcla bien y salpimenta al gusto. Apaga el fuego y reserva.

Bate los huevos con una pizca de sal y añadelos al bol del mijo en grano cocinado junto a las verduras salteadas, la zanahoria rallada y las pasas escurridas. Remueve bien con un tenedor. Ha de quedar toda la masa bien mezclada. Salpimenta de nuevo y añade una pizca de nuez moscada.

Precalienta el horno a 180·.

Coge un molde de tarta, fórralo con papel de horno y añade la masa. Aplasta bien, ha de quedar bien plana y uniforme. Espolvorea las semillas de sésamo e introdúcelo en el horno. Hornea unos 20-25 minutos. Deja enfriar un poco y listo para comer.

Esta receta es ideal para ir de picnic, llevar a casa de amigos, para llevar en carmañola y para comer en casa.