Este es un post muy especial, el cual le tengo mucho cariño por los ratos compartidos con Chloé Sucrée y su receta de pan 100% de trigo sarraceno activado. Decimos que es activado porque lo dejamos en remojo entre 2 y 8 horas, de esta forma se activan los nutrientes, se vuelve mucho más fácil de digerir y conseguimos mejor absorción de vitaminas y minerales. El Trigo sarraceno es un pseudocereal que no contiene gluten, posee más proteínas que otros cereales, además de minerales y antioxidantes. Es un pan ideal para tomar en el desayuno, ya que el sarraceno aporta .

En cuanto Chloé me pasó la receta, me puse manos a la obra para probar este pan que tiene tan buena pinta. Un punto muy positivo que tiene esta receta es que es muy fácil de hacer y no se necesitan ingredientes raros ni difíciles de encontrar. Es una receta práctica y sencilla, imaginaros a nosotros con 4 hijos, que necesitamos una vida muy práctica, así que las recetas lo han de confirmar. Lo divertido de haber compartido la receta es que así me he encontrado algunas dificultades fáciles de resolver que al mismo tiempo me han llevado a ir descubriendo nuevas recetas de pan activado, y ver como funciona la receta. Por ejemplo con el primero que hice, dejé más tiempo en remojo el sarraceno ya que me faltaban las semillas de chía (en casa del herrero cuchillo de palo). Estuve a punto de hacer pancakes (sugerido por Chloé), pero me arriesgué, y dejé que la masa fermentara. Lo dejé toda la noche, y a la mañana siguiente lo puse en el horno justo despertarme. El pan estaba bueno, un gusto fuerte debido a su fermentación. Le faltó más tiempo de horno. Este pan fue ideal para merendar, tostado y untado con crema de chocolate casera. Los cuatro peques se pusieron las botas. Como ya he dicho es una receta fácil de hacer por eso no he parado de hacer pruebas. Hasta y todo he probado la opción de añadir huevo en vez de chía (opcional también de Chloé) y el éxito es asegurado. En formato panecillos con las capsulitas de las muffins, conseguirás tener pan en menos tiempo de horno y a los peques les encantará. Conclusión: el tiempo del horno es importante, no lo saques hasta que no veas que esté doradito, tostado.

 

 

Y por fin, aquí te dejo lo que más deseas,  la super receta de Chloé Sucrée de beingbiotiful, sus consejos y sus toppings sugeridos.

Palabras de Chloé: Antes de explicaros la receta que es bastante sencilla, es importante saber unos consejos. Es un pan 100% de trigo sarraceno en grano y por lo tanto su sabor es más fuerte que otros panes. Es sin gluten y vegano (usamos chía), pero se podría sustituir por huevos en el caso de que lo prefieras. Es muy importante para conseguir este pan dejar en remojo el trigo sarraceno en grano en agua durante como mínimo 2 horas, pero nunca más de 8 horas. Se podría dejar en remojo más tiempo pero ya estaríamos en fase de fermentación y sería otra receta. Una vez horneado y frio, se puede cortar en rodajas y congelar.

Pan sencillo de sarraceno

Para 1 pan o 10 panecillos (usando moldes de muffins)

1 + ¾ cup / 300 gr cups de semillas de trigo sarraceno o alforfón o buckwheat groats (dejar remojo en agua durante al menos 2 horas pero no más de 8 horas) (este paso es muy importante para un buen resultado)

1/4 / 60 gr cup de semillas de chía (se podría sustituir por 1-2 huevos)

1/2 / 125 ml cup de agua filtrada

½ cucharita de bicarbonato de sodio o baking soda de calidad

1 (5ml) cucharita de vinagre de manzana

1/2 cucharita de sal

 

1/4 / 60 ml cup de aceite de oliva

3 cucharas soperas de sirope de arce (opcional pero ayuda con el sabor a sarraceno)

1/2 / 125ml cup de agua

Opcional: 1 puñado de pipas de calabaza crudas , otro puñado de pipas de calabaza para decorar (por ejemplo), y  hierbas aromáticas de tu elección

 

Precalienta el horno a 170ºC y prepara un molde rectangular de plumcake (mediano, no muy grande ya que sino el pan no subirá tanto). Deja en remojo el trigo sarraceno en agua (que todas las semillas estén bien sumergidas en agua) durante al menos 2 horas pero no más de 8 horas. Cuela el trigo sarraceno y pásalo por agua, para limpiarlo bien. Mientras mezcla en un bol las semillas de chía con el 1/2 cup – 125 ml de agua, mezcla y deja que se forme un gel.

 

Coloca en tu procesador de alimentos, el sarraceno (colado, sin rastro de agua), con el bicarbonato de sodio, la sal, el aceite de oliva, el sirope de arce, el 1/2 cup de agua, el vinagre de manzana, el puñado de semillas de calabaza crudas y el gel de chía. Procesa bien hasta obtener una masa tipo para “crêpes”, un poco más untuosa y aún con algunos grumitos. Vierte la masa en el molde untado de aceite de coco u oliva o en un molde forrado con papel de horno, mueve el molde para que la masa se alise del todo. Decora con semillas si quieres. Hornea durante 90 minutos o hasta que la lámina del cuchillo salga limpia. Apaga el horno, deja enfriar el pan fuera del horno, desmolda y corta en rebanadas.

 

 

Este pan sigue bueno unos 5 días después de hacerlo, y…tostado está aún mejor!

 

Toppings sugeridos

Versión salada

1 aguacate machado 

aceite de oliva

sal de calidad

paprika en escamas o pimentón rojo dulce

semillas de cáñamo

zumo de ½ limón

Versión dulce

mantequilla de avellanas o de cacahuete

compota de pera o manzana

quinoa pop (quinoa hinchada)

cacao en polvo

 

 

 

Recuerda que todos los productos los puedes conseguir en www.freefood.es, y siempre libre de tóxicos, libre de gluten, libre de lácteos y libre de lo que tu desees. COMIDA LIBRE.